El 3 de junio se llegó el plazo para cumplir con un listado de normas mexicanas de seguridad que se hicieron obligatorias para algunos productos eléctricos y electrónicos procedentes de otros países, pero diversos importadores no hicieron el procedimiento de certificación y ahora tienen su mercancía varada en las aduanas.

Octavio González, director de Servicios del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) Noreste, refirió que la exigencia para cumplir con las normas fue publicada el 23 de octubre del 2018 para entrar en vigor en marzo del 2019, con una prórroga para junio, y aún así no se prepararon.

Al respecto, Ricardo Villalobos, del organismo Normalización y Certificación (NYCE) en Monterrey, precisó que no se trata de normas nuevas, pues ya existían, pero no eran exigidas por la autoridad.

Villalobos precisó que la demora en las aduanas es porque los importadores no se prepararon, ya que para obtener una NOM, que si se requiere tiempo, hay suficientes laboratorios.

Si desea conocer más sobre el tema visita el Zócalo.