La Unión Europea (UE) es el principal importador de alimentos en el mundo pero México sólo aporta el 1.1 por ciento del total de las compras de la región, por lo que es enorme el potencial que tienen los productores agroalimentarios mexicanos para incrementar sus ventas en ese mercado, aseguró Klaus Rudischhauser, embajador de la delegación de la UE, entrevistado tras inaugurar un seminario sobre la normatividad europea en ese sector.

El diplomático previó que en febrero de 2020, un mes después de que se firme la modernización del Tratado Comercial entre la Unión Europea y México (TLCUEM), entrará en vigor la parte comercial.

Ricardo Aranda Girard, director general de reglas de comercio internacional de la Secretaría de Economía (SE), explicó que con el TLCUEM actual, vigente desde el año 2000, se liberalizaron muy pocos productos y servicios pero con la modernización del acuerdo “esa deuda se empezó a saldar” al grado que, con nuevas reglas, “se amplía la liberalización inmediata del 86 por ciento de los productos agrícolas y pesqueros” que forman parte del intercambio comercial entre la UE y México.

Los principales productos mexicanos que conseguirán un mejor acceso a la UE son espárragos, plátanos, jugo de naranja, jarabe de agave, miel, especialidades de azúcar, como el piloncillo y carne de res, entre otros. Además México logró con el TLCUEM que se protegieran 20 indicaciones geográficas de diversos productos que van desde el chile chipotle, las berries, el café de Chiapas o Veracruz.

Los países europeos también les interesa colocar sus productos entre los consumidores mexicanos y se prevé que con la modernización del TLCUEM se incrementen las ventas de productos lácteos, chocolate, cebada o carne de puerco. Rudischhauser ejemplificó que México importa quesos de diverso tipo de Estados Unidos, pero en adelante podrá hacerlo de Europa que tiene gran variedad y tradición en este producto.

Se cuenta con 6 meses para prepararse y conocer la normatividad que rige para el sector agrolimentario en la Unión Europea, cuyas prioridades son la higiene alimentaria, la salud de animales y plantas así como el manejo de contaminantes y residuos

Si desea conocer más sobre este tema visite La Jornada y MVS.