El miércoles pasado, el Pleno del Senado de la República en sesión extraordinaria aprobó el T-MEC, con una votación de 114 a favor, 4 en contra y 3 abstenciones. Con esta aprobación, México manda un claro mensaje a favor de una economía abierta y de profundizar su integración económica en la región.

El nuevo Tratado moderniza rubros del TLCAN como reglas de origen, textiles y administración aduanera, que ayudarán a incrementar la competitividad de la economía de América del Norte. 

Entre los diversos beneficios del T-MEC para México están:

  • La certidumbre y previsibilidad de sus reglas que van a seguir apoyando al comercio con sus socios en la región como un motor para el crecimiento y desarrollo. 
  • Mantiene la apertura en el comercio agrícola en Norteamérica que para México sumó US $50,700 millones en 2018.
  • Asegura la integración productiva en el sector automotriz donde el comercio de México con sus socios en América del Norte sumó US $139,244 millones en 2018. 
  • Consolida las ganancias obtenidas desde la entrada en vigor del TLCAN hace más de 25 años, especialmente con relación a las cadenas regionales de valor y a la competitividad regional. 
  • Establece nuevas reglas para una economía digital en donde puedan participar en el comercio exterior más empresas, sectores y regiones de México.

En los últimos años, México ha logrado cifras récord a nivel comercial en su relación con sus socios en América del Norte. De hecho, durante el primer cuatrimestre de 2019, por primera vez en la historia, nuestro país se convirtió en el primer socio comercial de Estados Unidos con un comercio superior a US $203 mil millones, por arriba de Canadá y China. 

Si desea conocer más sobre el tema visite el sitio oficial del Gobierno de México y CNN.