Japón y la Unión Europea (UE) iniciaron este viernes una nueva etapa en sus relaciones comerciales con la entrada en vigor de un acuerdo sobre eliminación de aranceles que ofrece un mensaje claro contra el proteccionismo que está intentando ganar terreno.

El Acuerdo de Asociación Económica, firmado entre las dos partes en julio pasado en Tokio, crea la mayor zona comercial en todo el mundo, con el 36,9 % del comercio global y con el 27,8 % del producto interno bruto del planeta.

Para Japón, uno de los países que ha dejado clara su apuesta por el libre comercio, representa un paso adicional tras la entrada en vigor, el 30 de diciembre pasado, del acuerdo de libre comercio transpacífico conocido por sus siglas de TPP-11.

Horas, antes, desde Bruselas, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, destacó no sólo las ventajas prácticas que tendrá este acuerdo para los consumidores europeos y nipones, sino también el mensaje político que aporta.

Este acuerdo  "muestra que el comercio consiste en algo más que cuotas y aranceles o millones y billones, consiste en valores, principios, equidad", dijo Juncker.

El acuerdo implica que el 99 % de los productos que los países de la Unión Europea importan de Japón tendrán un arancel 0, a partir de este viernes o progresivamente, algo que afectará también al 94 % los productos europeos que llegan a Japón.

Si desea conocer más sobre el acuerdo visite Euro EFE y euronews.