Las negociaciones del TPP están en su etapa final. Prácticamente se han cerrado los capítulos relacionados con el comercio electrónico, compras gubernamentales, cooperación regulatoria, iniciación de pequeñas y medianas empresas al comercio exterior y resolución de controversias en la última ronda.

El tema de reglas de origen para el sector automotriz fue uno de los temas sensibles en la reunión, junto con la extensión de patentes de medicamentos biológicos y la apertura de productos agrícolas, entre ellos los lácteos, por los cuales aún no pudo cerrarse la negociación global del TPP en Hawai. Se prevé otra ronda antes de que termine agosto.

En este sentido México rechazó una propuesta de Estados Unidos y Japón sobre reglas de origen en el sector automotriz dentro de las negociaciones del TPP, argumentando que se dañaría la producción mexicana, según lo publicó El Economista.

El diario The New York Times afirmó que Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, se mostró “desafiante” en una línea “dura” que tomó contra la petición de permitir exportaciones de automóviles japoneses con menos de 65% de partes y componentes producidos en la región del TPP, a lo cual también se opuso Canadá.

A su vez, Francisco de Rosenzweig, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, estimó que el TPP aumentaría entre 20,000 y 25,000 millones de dólares las exportaciones mexicanas automotrices en los cinco años posteriores a la entrada en vigor de este acuerdo.