México y Panamá firmaron un Tratado de Libre Comercio (TLC), el cual podría entrar en vigor el 1 de enero de 2015 tras su aprobación en el Senado mexicano y el Congreso panameño.

Cabe destacarse que el gremio empresarial mexicano se encuentra muy optimista con este TLC ya que según dicen, puede convertir al país centroamericano en plataforma de reexportación regional de los productos mexicanos. Según el presidente de la Cámara de Comercio México-Panamá (Camexpa), Diego Hernández. “Panamá puede ser una gran plataforma de reexportación de productos y servicios mexicanos para toda la región, aprovechando el futuro TLC, su economía dolarizada y el acuerdo de la no doble tributación”. Hernández destacó la importancia de la posición geográfica de Panamá para realizar negocios con “el mercado local, el centroamericano, sudamericano y del Caribe aprovechando su conectividad y distancia de las principales capitales de América”.

Se espera que el TLC integrará dos bloques: el centroamericano y el de la Alianza del Pacífico conjuntamente con México, ya que se espera que el acuerdo comercial con México, permita a Panamá ingresar a la Alianza del Pacífico (integrado por el país del norte, Colombia, Perú y Chile), cuyo requisito para pertenecer es la existencia de TLC mutuos