La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció que trabaja en un nuevo cruce fronterizo entre México y Estados Unidos (entre San Diego y Tijuana), el cual tendría un costo de 100 millones de dólares.

El plan para el paso Otay Mesa II consiste en la construcción de un nuevo cruce internacional y puerto fronterizo, en una superficie total de 314 mil 773 metros cuadrados, ubicado al este del que actual en Mesa Otay. El objetivo es aliviar la congestión en la circulación de vehículos de pasajeros y de mercancías.

El subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Cedric Iván Escalante Sauri, hizo el anuncio durante la Conferencia Bilateral México-Estados Unidos para el Desarrollo de la Infraestructura.

La zona Tijuana-San Diego, una de las ocho regiones norteñas, es la más importante de toda la frontera, al registrar 30 por ciento de los pasos diarios de automóviles, 38 por ciento de los autobuses y 30 por ciento de peatones.

En la Conferencia Bilateral de Infraestructura México- Estados Unidos, se comentó que dicho proyecto servirá para enfrentar la congestión existente y el crecimiento vehicular de pasajeros y comercio entre ambos puntos.

Si desea conocer más sobre el tema visite El economista y El sol de México.