Empresas importadoras y exportadoras en México se verán impactadas con los recientes cambios a las Reglas Generales de Comercio Exterior (RGCE) que implican ciertas restricciones en algunos casos y en otros se otorgan facilidades en sus operaciones ante la Aduana. Así lo informó el presidente de TLC Asociados, Octavio de la Torre de Stéffano.

Explicó que la Quinta Modificación a las RGCE, contempla temas como la prórroga hasta el 1 de julio del 2019 para los Anexos de la Manifestación de Valor de las mercancías que se venía posponiendo desde el 2015.

Lo cual consiste en la información y documentación que tendrán que entregar las empresas de comercio exterior como los gastos de almacenaje, patentes, y licencias, entre otros datos para realizar los trámites ante la Aduana.

Dentro de estos cambios, se prevé que a partir del primero de julio de 2019 las empresas exportadoras e importadoras tengan complicaciones en sus operaciones al restringirse la utilización de los procedimientos de pedimentos consolidados para mercancías sensibles sujetas a padrones sectoriales. Tales mercancías de importación restringidas son el calzado, textil, productos siderúrgicos, y en las operaciones de exportación son minerales, oro, plata, cobre y aluminio.

Como parte de los cambios también se revisaron temas del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico por lo que se confirmó que quienes reimporten mercancías que hayan sufrido procesos de reparación no tendrán que pagar impuestos.

En cuanto a la industria automotriz se precisó que en las transferencias de unidades llamadas prototipos se deberá acreditar la legal estancia con un contrato de comodato y del pedimento de depósito fiscal.

Si desea ver el documento oficial visite el sitio de DOF o Uniradio informa para más información.