El gobierno de México decidió no renovar una salvaguarda del 15 por ciento a las importaciones de acero con países con los que no tiene acuerdos comerciales, generando reclamos de los industriales que aseguran que la nación latinoamericana podría ser utilizada como plataforma de triangulación.

La salvaguarda fue establecida en 2015 para proteger a la industria siderúrgica mexicana de las crecientes importaciones de Asia, en particular, de China. Desde entonces, la medida se había renovado cada seis meses y el jueves venció el plazo para actualizarla nuevamente.

"Si bien esta medida fue más tenue de lo necesario, nos ha permitido transitar en esta etapa y (...) es necesario refrendarla", dijeron la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) y los trabajadores de la industria minero-siderúrgica en un comunicado conjunto.

"Es necesario establecer un porcentaje similar al de nuestro principal socio comercial (Estados Unidos), a fin de evitar que se nos considere una plataforma de triangulación de acero a ese país", agregaron.

Si desea conocer más sobre el tema visite El financiero y Forbes México.