La Secretaría de Economía respondió que impondrá aranceles a diversos productos como aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación que cause la decisión de la administración de Donald Trump.

“Esta medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos”, apuntó la dependencia en un comunicado.

Estos gravámenes también abarcan las importaciones de Canadá y la Unión Europea, informó el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

“El acero y el aluminio son insumos que contribuyen a la competitividad de varios sectores estratégicos y altamente integrados en América del Norte, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico, entre otros. México es el principal comprador de aluminio y el segundo de acero de Estados Unidos”, señaló.

La dependencia a cargo de Ildefonso Guajardo agregó que México reitera su apertura al diálogo constructivo con Estados Unidos, su apoyo al sistema comercial internacional y su rechazo a las medidas proteccionistas unilaterales.

Si desea conocer más sobre el tema visite Forbes México y el Financiero.