Según una publicación de Investing.com, tras una reunión de los presidentes Luis Guillermo Solís y Xi Jinping,  Costa Rica y China firmaron un acuerdo que comenzará los trabajos hacia una futura zona económica especial en suelo costarricense.

El proyecto de zona económica especial en Costa Rica busca promover mediante atracción de inversiones hacia áreas geográficas menos desarrolladas, y está inspirado en un modelo que China inició en los años 80, cuando creó áreas con sistemas económicos diferentes al nacional (entonces aún muy centralizado) para adaptarse paulatinamente a la economía de mercado.

Ambos países también firmaron un protocolo con el que se quiere facilitar la exportación de langostinos costarricenses al mercado asiático.

"En estos años nuestros lazos han crecido, y han demostrado sin duda que el tratado de libre comercio (vigente desde 2011) fue fundamental en nuestras relaciones", señaló Solís. "Estamos promoviendo condiciones para la inversión extranjera en áreas diferentes a la gran área metropolitana, y estamos comprometidos a seguir abriéndonos al comercio exterior para crear oportunidades para que más empresas puedan llegar en condiciones adecuadas"