A partir del 5 de enero de 2015, el gobierno ecuatoriano aplicará un derecho aduanero ad valorem del 7% para los productos originarios del Perú y del 21% para los provenientes de Colombia, según una publicación de América Economía.

El Comité de Comercio Exterior (Comex) de Ecuador tomó esa resolución al analizar la solicitud de emergencia presentada por Ecuador a la Secretaría General de la Comunidad Andina (CAN), "en la que se demuestra la existencia de una alteración de las condiciones de competencia equivalente al 21% para el peso colombiano y al 7% para el sol peruano..".

Cita el artículo 98 del Acuerdo de Cartagena que señala “que si una devaluación monetaria efectuada por uno de los países miembros de la CAN altera las condiciones normales de competencia, el país que se considere perjudicado podrá plantear el caso a la Secretaría General, que deberá pronunciarse breve y sumariamente”.

El Comex sostiene además que la medida tendrá el carácter de emergente y temporal y que será aplicada para las mercancías cuyas declaraciones aduaneras sean presentadas desde el 5 de enero de 2015 en adelante.

El presidente Rafael Correa anunció la intención de incrementar los aranceles a los productos que provenga de esos países en porcentajes similares a las devaluaciones de sus monedas.