Desde que se reactivó la exportación de carne argentina, el país ha vuelto a recuperar mercados en todo el mundo. Pero sobre todo este producto, que fuera emblemático de las exportaciones argentinas, apunta ahora la proa hacia los mercados de Asia Pacífico.

Argentina exportó a China 7,000 toneladas de carne congelada, superando los envíos totales del año pasado. El país dio una paso “histórico”, exportando por primera carne vacuna a Japón. Así lo calificó en un comunicado oficial la Cancillería argentina.

Con el sello de calidad sanitaria, Río Negro se convirtió en la primera provincia argentina en enviar carne a Japón, el mercado más exigente del mundo en materia de productos cárnicos. Y varios establecimientos de carne ovina de la Patagonia ya se encuentran habilitados para exportar cordero patagónico a ese mercado.

Tras años de un populismo destructor de la capacidad exportadora del país, Argentina pretende poner en marcha una estrategia para promover la inserción de empresas argentinas de alimentos preparados y listos para estar presentes en las góndolas de los supermercados de Asia pacífico, en especial de China.

Para más información Marco Trade News