México y la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), integrada por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, iniciaron la tercera ronda de negociaciones de revisión del Tratado de Libre Comercio (TLC), en vigor desde 2001, en donde se abordarán temas enfocados principalmente a la facilitación del intercambio de productos, principalmente agrícolas. Esto fue publicado por el sitio web T21.

En esta reunión se dará continuidad a los trabajos realizados en materia de acceso a mercados de bienes y servicios, reglas de origen, facilitación del comercio, inversión, competencia, coherencia regulatoria, propiedad intelectual, contratación pública, obstáculos técnicos al comercio, informó la Secretaría de Economía (SE).

Además, se revisarán temas sobre medidas sanitarias y fitosanitarias, mejoras en el proceso de diferencias comerciales, comercio y desarrollo sustentable, y cooperación en materia de energía y de pequeñas y medianas empresas.

En 2015 el valor de las exportaciones mexicanas con AELC sumó mil 826 millones de dólares (mdd), mientras que las importaciones mil 888 mdd. Para el acumulado enero-octubre, los envíos del país contabilizaban 612 mdd, mientras que en el lado de las importaciones el valor acumulado es de mil 544 mdd, según datos de la Secretaría de Economía.

Según el sitio web T21, desde el pasado 19 de diciembre de 2016, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) inició la habilitación tecnológica en las aduanas del país para dar paso a la aplicación del Documento de Operación para Despacho Aduanero (DODA), una herramienta con la que busca agilizar las operaciones de comercio exterior.

El SAT publicó en su página de Internet un calendario en el que da a conocer las fechas en las cuales las 49 aduanas serán habilitadas en sus sistemas informáticos para el uso de este nuevo documento.

El DODA apareció en la Segunda Resolución de Modificaciones a las Reglas Generales de Comercio Exterior, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 19 de octubre, específicamente en lo que concierne a las reglas 3.1.16 y 3.1.32.  sustituye la impresión del pedimento, impresión simplificada del pedimento, aviso consolidado y pedimento parte II o copia simple, según el SAT.

Ricardo Treviño, titular de AGA, ha mencionado en anteriores ocasiones que este modelo de riesgo reducirá el número de revisiones, pero éstas serán más efectivas; además de que la transmisión de la información será más rápida al utilizar estos procesos automáticos al reducirse el “papeleo” aún utilizado.

Para lograr lo anterior, AGA se encuentra también implementando el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA), con el cual a través de infraestructura tecnológica (videocámaras y lectores de QR, entre otros) pretende agilizar los procesos de despacho aduanero.

Según una publicación del sitio web T21, la Alianza del Pacífico dio un paso más hacia la agilización y facilitación comercial entre sus países firmantes (México, Colombia, Perú y Chile), en esta ocasión referente a la interoperabilidad de las Ventanillas Únicas de Comercio Exterior (VUCE).

La Secretaría de Economía dio a conocer la Decisión No. 1 que tomó la Comisión de Libre Comercio, en donde el objetivo principal de esta interoperabilidad es el intercambio electrónico de información de las transacciones de comercio exterior, alineado a estándares internacionalmente aceptados.

En concreto son cuatro acciones que los cuatro países deciden adoptar:

  1. Reconocen la validez de los documentos firmados electrónicamente susceptibles de ser intercambiados entre las VUCE de cada parte a través de una plataforma de interoperabilidad.
  2. Reconocen como válida la firma electrónica de los documentos que se transmitan entre las VUCE a través de la plataforma de interoperabilidad.
  3. Cada país garantiza que las firmas electrónicas utilizadas en los documentos electrónicos transmitidos a través de la plataforma de interoperabilidad de las VUCE aseguren la identificación del firmante, así como la autenticidad e integridad de los documentos.
  4. Además, garantizan la confidencialidad de la información transmitida a través de la plataforma de interoperabilidad de las VUCE, de conformidad con su legislación.

Esta decisión entrará en vigor al día siguiente de la fecha en que al menos dos países hayan notificado a los otros que sus respectivos procedimientos internos han concluido.